Mural de Rock Mexicaco

Mural de Rock Mexicaco
Mural de Roncanroleros Mexicanos entrevistados por el que escribe y estrellas de rock caídos (as) en el camino

lunes, 29 de septiembre de 2008

Eduardo López Negrete Herrera "El Negro" - Principal organizador del Festival de Avándaro



EDUARDO LÓPEZ NEGRETE HERRERA "El Negro"

(1941-2005).






Principal organizador del Festival de Rock y Ruedas de Avándaro del 11-12 de septiembre de 1971. En ese entonces era un joven empresario muy vinculado al medio de las carreras automovilísticas.

En la página de Racingpedia en Internet, tienen esta estadística del “Negro” López Negrete como corredor de autos:

Eduardo López Negrete

Datos Samochód / Equipo Wyscig Grupa Wynik

1974-10-20 Plymouth Plumero

1000 kilómetros México IMSA 36

DNF

1976-03-20 Porche Carrera

Adams Apple Sebring 12 hrs. WSC 11





Festival de Avándaro

El enviado de Novedades, un diario Independiente, escribió lo que se encabezo así en ese periódico, el citado 13 de Septiembre: "4 Muertos, 224 Intoxicados. Con un saldo de Poco Amor y Menos Paz Termino el Festival de Rock". (El mismo día, El Heraldo de México, aunque es igualmente un diario de parecida independencia, trato de ser más justo en su principal encabezamiento: "El Escandaloso Festival Musical Termino en Perfecto Orden".)

Neftalí Celis es el nombre de este enviado, que escribió: "Cuatro muertos, 224 casos de intoxicados, quemados, atropellados, heridos y fracturados; casas, autos y tiendas asaltadas; la destrucción de sembrados, arboles y líneas telefónicas, así como la forma promesa de Eduardo López Negrete de no volver a organizar otro espectáculo semejante es el saldo del festival..." Sin mencionarlo, el propio López Negrete desmintió dos días mas tarde a don Neftalí.

"Nadie ha hablado de los resultados positivos del encuentro", señalo Eduardo. "No se ha comentado que allí nadie robo, nadie peleo y principalmente que nadie murió allí. Las muertes que se achacan al encuentro de Rock ocurrieron, todas, en lugares alejados de Avándaro, como fueron los accidentes en la carretera y los dos ahogados que se dice que hubo. Pero ninguno de ellos falleció dentro del área del festival".

Muchas censuras dedicadas al festival de Avándaro son ardores de una frustración: duele a sus críticos que no terminara en una carnicería. Que la noche dedicada a Huichilobos, agudiza su resentimiento, que estalla en mentiras sucias.

Don Fidel Velázquez, soplando entre las telarañas que lo envuelven excreto una retahíla de sandeces: "En tiempos de don Porfirio se decía este dicho: No tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre; y en este caso, el de Avándaro, el jipi no tiene la culpa, sino los organizadores o patrocinadores de dicho festival". Tenía que ser el porfiriano Fidel Velázquez quien hablara en semejante forma; abrio tamaña boca para soltar una plasta de conceptos racistas. El adagio gachupin al que se refiere da a entender que, si se hace compadre a un indio, se olvida que es un ente de raza inferior; si lo vuelve si compadre una gente de razón, lo eleva a una categoría a la cual el infeliz indio no debe aspirar. Don Fidel piensa lo mismo del jipi (antes lo hubiera llamado rebeco), o sea el joven; el dinosaurio don Fidel piensa que el joven es lo mismo que un indio, un ser destinado al arroyo, a la discriminación absoluta. Negó el porfiriano líder que lo de Avándaro hubiera sido un festival de música. "Fue un bacanal de drogas, desenfreno y desahogo para el vicio", concluyo, antes de volver a encerrarse en su acolchonado y monumental féretro.







Después del Festival se dedicó a diversas actividades empresariales. Al retirarse de los negocios se fue a vivir a Cuernavaca. En una muy significativa coincidencia, Eduardo López Negrete falleció el 11 de septiembre de 2005, justo el día en que se conmemoraron 34 años del connotado Festival de Avándaro.







Federico Rubli Kaiser

1 comentario:

  1. Tengo una pregunta, toda la información que usted ha publicado, incluyendo ésta. ¿De dónde la saca? Sería bueno que pudiese incluir una bibliografía o algo parecido.

    ResponderEliminar